Mudarse, si tienes una mascota, puede ser un proceso estresante al principio; inclusive, ellos pueden presentir la llegada de los cambios.

Acostumbrarlos a un nuevo lugar es todo un reto, por eso, te dejamos unos tips para que puedas mudarte con tu mascota, evitando causarle mayor estrés.

 

    • Determinar, previamente, la manera en que la que vas a transportar a tu mascota. El tamaño es importante, ya que debe conservar la holgura necesaria para que no se sienta completamente encerrado y, al mismo tiempo, que el movimiento del transporte no le genere inestabilidad.
    • Nunca los dejes encerrados en el carro y trata de acompañarlos en todo momento.
    • Verifica el alimento, juguetes y los nuevos espacios para tu mascota.
    • Cuenta con alimento suficiente para no salir corriendo a comprar a última hora durante el proceso de mudanza.
    • Ubica en el nuevo depa un espacio donde coloques sus cosas. Recuerda que, mientras más rápido se encuentre instalado, empezará antes su proceso de adaptación.
    • No los dejes solos en su nuevo hogar, acompáñalo a explorar todo el lugar
    • Identifica las zonas alrededor de tu edificio donde tu mascota podrá liberar energía y acompañarte a respirar aire puro.

Ten en cuenta, que si el proceso de mudanza es tedioso para ti, para tu mascota puede ser una causa de estrés. ¡Facilítale el cambio!